- Asociada con Empresas Mixtas Cubanas-
600 unidades producirá Busscar en planta venezolana

  • 130 puestos de trabajo se generarán en Barquisimeto

Por: Dexi Argüelles

          Aun no hay personal de planta empleado, no se visualiza en el exterior del edificio ningún letrero que identifique la empresa, pero Busscar de Venezuela ya está operando en el país.

"Estamos en la fase de acondicionar la planta y de selección de personal, y esperamos estar listos para iniciar la producción durante la segunda quincena de abril", afirma Humberto León de la Osa, gerente general de la nueva empresa carrocera.

Humberto Leon de la OsaConsultado sobre la participación de Cuba en esta nueva firma, León de la Osa aclara que ésta es una empresa privada, que cuenta con dos principales socios, Busscar de Brasil, y Busscar de Cuba, ésta última surgida de una asociación de Busscar de Brasil con Empresas Mixtas Cubanas, brazo empresarial del gobierno cubano que es el socio mayoritario en la isla caribeña.

Esta empresa que se dedicará a la producción de autobuses ocupa los locales que antes fueran de Carrocerías Larenses. Sin aclarar el monto de la inversión, el ejecutivo explica: "No compramos Carrocerías Larenses, tan solo hemos arrendado la planta y aun no hemos terminado las inversiones, por lo cual resultaría aventurado dar una cifra definitiva".

De acuerdo con lo informado, Busscar inicialmente solo tendrá operaciones de semi ensamblaje de autobuses medianos de uso urbano, con capacidad para transportar entre 27 y 45 pasajeros, pero los planes contemplan que una vez lista la planta en la que emplearan unas 130 personas, estarán en capacidad de producir unas 600 unidades anuales a partir del CKD importado de Brasil.

Humberto Leon de la Osa"No tenemos planes de incorporar autopartes importadas de Cuba, y hemos iniciado contactos con proveedores nacionales. Estamos oyendo ofertas, sobretodo de los fabricantes ubicados en Barquisimeto por su cercanía, pero no descartamos a nadie".

Dispuestos a lograr las marcas de calidad necesarias para competir en el mercado, Busscar tendrá un centro de entrenamiento con cursos permanentes, pues según sus proyectos el personal deberá recibir por lo menos un mes de entrenamiento por año.

Al comparar las condiciones en que se desempeña una empresa en el mercado nacional con la forma como se hace en Cuba, León de la Osa afirmó que en Cuba solo se producen los autobuses que ya se han vendido, mientras que en Venezuela primero se producen los autobuses y luego se trata de venderlos.

Con sede principal en Brasil, Busscar es una empresa carrocera especializada en autobuses, que ha iniciado un plan de expansión que la ha llevado a desarrollar programas de exportación a diferentes países y a establecer plantas mediante asociaciones en Cuba con Empresas Mixtas Cubanas, Noruega con el gobierno de ese país y ahora en Colombia y Venezuela, manteniendo la asociación con el ente empresarial cubano.

Aun cuando la carrocera considera importante la incorporación de piezas nacionales con miras a una futura exportación de unidades ensambladas en Venezuela, el proyecto luce a muy largo plazo, pues Busscar es una empresa brasileña que atiende por sí misma los mercados de exportación, y por otra parte los mercados naturales para una ensambladora venezolana lucen cuesta arriba, pues además de tener una planta en Cuba, la firma está poniendo en marcha casi simultáneamente Carrocerías de Occidente, una empresa que desarrollará operaciones similares en Pereira, Colombia.

Actualmente, a través de esta empresa, Busscar está participando en la licitación abierta por el Metro de Caracas para la renovación de su parque de autobuses, en la cual compite con empresas venezolanas y extranjeras.

 Marzo , 2002